El SUV I.D. CROZZ será el primer eléctrico de Volkswagen para el mercado estadounidense

0

El primer modelo eléctrico de Volkswagen para el mercado de Estados Unidos de la familia I.D., la diseñada por el fabricante alemán para la nueva era de la electromovilidad, será un SUV, el I.D. CROZZ SUV presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles.

Este modelo es uno de los tres I.D desarrollados por la marca para perfilar esa nueva gama de productos cien por cien eléctricos, de la que derivará un compacto para el mercado Europeo, y un pequeña furgoneta que evoca los modelos T de su división de vehículos comerciales. Los tres modelos expresan la reorientación estratégica de la marca hacia la movilidad eléctrica.

 

“Los errores del pasado -alusión al ‘dieselgate’- han acelerado muchas cosas en Volkswagen, y de la crisis ha surgido una auténtica oportunidad. Creemos en la movilidad eléctrica y en un gran futuro para el automóvil. Es el medio de transporte más importante de EE.UU., y supone casi el 80% de los kilómetros recorridos por los viajeros”, segúnJürgen Stackmann, responsable de Ventas, Marketing y Postventa del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen..

Los modelos I.D. están basados en una plataforma totalmente eléctrica que se usará en todo el Grupo. Los nuevos vehículos eléctricos ofrecerán la posibilidad de recorrer largas distancias sin emisiones, capacidad de carga rápida e interiores flexibles y espaciosos.

Entre las características de la nueva arquitectura destacan las nuevas proporciones, con grandes distancias entre ejes y voladizos cortos, lo que permite a VW crear un concepto de espacio completamente nuevo, que ofrece una gran flexibilidad para los ocupantes y el equipaje.

Volkswagen visualiza la ganancia de volumen al explica que el compacto derivado del I.D., del tamaño de un Golf, ofrece el espacio interior de un Passat, gracias al ahorro proporcionado con el motor eléctrico paralelo al eje y la batería de alto-voltaje integrada en el suelo del vehículo, lo que es aplicable a otras carrocerías, desde coches compactos a SUV de siete plazas. Así, la familia I.D. contará con nuevos miembros, incluida una berlina.

Además de tener todos los modelos un motor eléctrico como característica común, también disponen de un nuevo tipo de conectividad. En vez de tener un alto número de unidades de control, en el futuro el sistema eléctrico del vehículo estará equipado con potentes ordenadores de a bordo centrales, con un software central que se actualizará y mejorará constantemente.

Esta nueva arquitectura de los sistemas electrónicos será la base de los nuevos servicios digitales a bordo que mejorarán la conducción diaria, asegura Volkswagen. Un ejemplo de ello es el proyecto de cooperación entre Volkswagen e IBM en el ámbito del infoentretenimiento, llamado Predictive We Services.

La base de este proyecto es el asistente digital “Watson”, que busca online posibles destinos intermediarios para las compras o para cenar y que es capaz, también, de realizar una reserva por comando de voz durante el trayecto.

 

Share.

About Author

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies