Energía aprueba el Plan MOVALT para incentivar con 35 millones de euros la movilidad alternativa

0

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha aprobado el Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (MOVALT), dotado con un  presupuesto de 35 millones de euros para incentivar la compra de vehículos de energías alternativas y la instalación de puntos de recarga eléctrica.

Del total presupuestado, 20 millones de estarán destinados a la compra de vehículos propulsados por energías alternativas (GLP, gas natural, eléctricos y pila de combustible)  y 15 millones para el despliegue de infraestructuras de recarga eléctrica, todo ello gestionado a través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

Junto al MOVALT-Vehículos y el MOVALT-Infraestructuras, el Ministerio lanzará una nueva línea de apoyo a iniciativas de I+D+i vinculadas con la movilidad eficiente energéticamente y sostenible, que estará dotada con 15 millones de euros adicionales.

Explica el Ministerio en un comunicado que el Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (MOVALT), que entrará en vigor a partir de su publicación en el BOE en los próximos días, da continuidad a los planes que el Gobierno ha venido impulsando en los últimos años para fomentar un transporte más sostenible, al tiempo que se refuerza significativamente el apoyo al desarrollo de infraestructuras de recarga eléctrica.

El objetivo del plan es aumentar el parque de vehículos de energías alternativa y contribuir, con ello, a la reducción de las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, avanzando así en la consecución de los objetivos de cambio climático y en la mejora de calidad del aire de las ciudades. El MOVALT servirá además para aumentar el ahorro y la diversificación de las fuentes energéticas en el transporte, con la consiguiente reducción de la dependencia energética del petróleo para nuestro país.

MOVALT para vehículos

MOVALT-Vehículos contará con 20 millones de euros para la concesión de ayudas a la adquisición de vehículos propulsados por Autogás (GLP), Gas Natural (GNC, GNL) o bifuel gasolina-gas, Eléctricos (BEV, REEV, PHEV), así como por pila de combustible.

Los vehículos adquiridos deberán ser nuevos o con una antigüedad inferior a nueve meses. Los beneficiarios podrán ser particulares, autónomos, PYMES, empresas y administraciones públicas.

La cuantía de las ayudas varía entre 500 euros y 18.000 euros, en función de la categoría del vehículo (moto, cuadriciclo, turismo, furgoneta, camión) y la motorización (eléctrico, gas natural, auto gas o pila de combustible).

MOVALT para infraestructuras

Por su parte, MOVALT-Infraestructuras dispondrá de 15 millones de euros para fomentar el despliegue de infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico.

Los beneficiarios podrán ser administraciones, empresas públicas y privadas. Se financiará la instalación de infraestructuras de recarga tanto para uso público en el sector no residencial (aparcamientos públicos, hoteles, centros comerciales, universidades, hospitales, polígonos industriales, centros deportivos, etc.), como para uso privado en zonas de estacionamiento de empresas privadas, así como para su ubicación en la vía pública y en la red de carreteras.

La cuantía de las ayudas cubrirá hasta el 60% del coste de inversión en el caso de entidades públicas y PYMES, y el 40% para el resto de empresas.

El gestor de carga

El Ministerio anuncia en el comunicado que en los próximos días prevé enviar a la CNMC una propuesta de modificación del Real Decreto que regula la figura del gestor de cargas para facilitar lo máximo posible su aplicación y simplificar su operativa.

El sector reacciona

La patronal de fabricantes Anfac asegura que el nuevo Plan MOVALT de ayudas a la compra de vehículos alternativos y a las infraestructuras de recarga para eléctricos es una “buena noticia” para la industria española del automóvil, por lo que ha reclamado que tenga carácter estructural.

 

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) valora positivamente el Plan, porque muchos de los vehículos alternativos que están a la venta actualmente se fabrican en España, algunos de ellos en exclusiva mundial.

De acuerdo con sus cifras, en las plantas españolas se ensamblan actualmente cuatro modelos 100 % eléctricos y siete turismos y un vehículo industrial que pueden alimentarse por gas.

Para ANFAC el MOVALT además “abre la posibilidad de que futuras dotaciones puedan dar continuidad en el tiempo a los estímulos” a la compra de vehículos alternativos.

 

 

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) considera “poco ambicioso” el presupuesto del Plan MOVALT. Para Faconauto esos 35 millones no son suficientes para el impulso de las tecnologías de vehículos de bajas emisiones, que, en su opinión, “podría ser estratégico y una oportunidad para desarrollar en España nuevas actividades económicas capaces de generar riqueza y empleo, no sólo para las redes de distribución sino también para la industria”.

La patronal también echa de menos que el Plan MOVALT no se haya vinculado a una estrategia de movilidad global, que tenga en cuenta los objetivos en materia climática y que requiere, en primer término, de una renovación “intensiva y mantenida en el tiempo del parque automovilístico”.

Para Faconauto esa renovación pasa por usar “todos” los medios y por tener en cuenta, no sólo los vehículos de energías alternativas, sino todas las tecnologías disponibles y los vehículos usados, “ya que, de otro modo, la desaparición de coches viejos y contaminantes no se producirá”.

 

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Repuestos y Reparaciones (Ganvam) critica que el MOVALT “sacrifique” a los motores de combustión tradicionales y no facilite el achatarramiento de los más viejos.

Para Ganvam el MOVALT es una medida “eficaz” para incrementar la cuota de vehículo alternativo en el mercado. Sin embargo, advierte que para lograr una movilidad sostenible es necesario apoyar también la demanda real y no sólo una demanda (de vehículos alternativos) que, aunque en aumento, todavía es residual.

El MOVALT “deja sin apoyo” a los motores de combustión tradicional, que suponen actualmente más del 95 % de las matriculaciones en España; y “pasa por alto la necesidad urgente de rejuvenecer el parque (automovilístico) al no facilitar el achatarramiento de los modelos más antiguos y contaminantes”, cuando la previsión apunta a que en 2021 el 63 % de los vehículos tendrán más de diez años.

Respecto al presupuesto de 20 millones de euros, Ganvam considera que “son un apoyo débil a la movilidad sostenible” que está “falto de estabilidad” y al respecto recuerda que la última edición del Plan MOVEA para vehículos eficientes, “una réplica de éste recién aprobado y con una dotación similar -16 millones de euros, se agotó en poco más de 24 horas”.

Ganvam propone, frente al MOVALT, un “plan sólido de incentivos que con continuidad apoye a los modelos nuevos o usados jóvenes de última generación, ya sean de combustión tradicional o alternativa”.

“De esta forma, al dar continuidad y seguridad a las ayudas, se disipará también la incertidumbre que frena dar el salto a las nuevas energías, propiciando que la entrada en el parque de los modelos ‘cero emisiones’ sea más rápida”, ha estimado la patronal de vendedores.

 

 

Share.

About Author

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies