ID R Pikes Peak, un eléctrico de 680 CV con el que VW quiere batir el récord en la mítica subida

0

ID R Pikes Peak es un prototipo completamente eléctrico, con 500 kW (680 CV) de potencia, 650 Nm de par y un peso inferior a 1.100 kilogramos, con el que Volkswagen se enfrentará a la icónica subida al  Pikes Peak, en Colorado Springs (EEUU), en la que se propone el récord de 8: 57.118 minutos para automóviles eléctricos. 

El Volkswagen ID R Pikes Peak será pilotado por Romain Dumas, que tendrá a su disposición dos motores eléctricos que son capaces de proporcionar una aceleración de 0 a 100 km/h en 2.25 segundos, un registro más rápido que un Fórmula 1 y un Fórmula E. 

El ID R Pikes Peak ha sido presentado el domingo en Alès, Francia, antes de llegar a la pista por primera vez en su lanzamiento, a principio de semana.

“Este proyecto muestra una vez más que Volkswagen está en el camino correcto con su principal estrategia de movilidad eléctrica y la introducción de la familia ID. El ID R Pikes Peak y la participación en la escalada más icónica del mundo le ofrece a Volkswagen la magnífica oportunidad de abordar el tema de la movilidad eléctrica , tanto desde el punto de vista emocional como desde el punto de vista deportivo”.

Jürgen Stackmann, miembro del Consejo de Administración de la marca Volkswagen con la responsabilidad en Ventas, Marketing y Postventa  

“El objetivo de Volkswagen es alcanzar el pináculo de la electromovilidad con la familia ID. Como tal, la participación de Volkswagen en Pikes Peak no solo marca la tendencia de nuestro futuro en el automovilismo, sino que también tiene una gran importancia simbólica en el sentido más real ”

Frank Welsch, miembro del Consejo de Administración de la marca Volkswagen Passenger Cars, responsable del Desarrollo

Explica Vokswagen que el objetivo principal al desarrollar el Volkswagen ID R Pikes Peak fue encontrar el equilibrio ideal entre la capacidad de energía y el peso. El enfoque no era, como suele ser el caso de los autos de carrera, en de obtener el rendimiento máximo.

El prototipo de Volkswagen para Pikes Peak tiene justificadamente dos sellos de calidad en su nombre, la “R”, que es sinónimo de coches de rendimiento, y la “ID”, el símbolo de la tecnología E inteligente de Volkswagen.

Al igual que con el bimotor del Golf que se enfrentó al desafío Pikes Peak en 1985, 1986 y 1987, los ingenieros han optado por una solución con dos unidades de potencia. El ID R Pikes Peak tiene dos motores eléctricos que generan una capacidad de 500 kW (680 PS).

Al igual que en los vehículos de producción con transmisión eléctrica, las baterías de iones de litio se utilizan como sistema de almacenamiento de energía. Existe una gran demanda de energía de la batería, por lo que su densidad de potencia es el factor crucial para que el sistema produzca alta tensión.

A diferencia de la fabricación de vehículos de producción, el objetivo de los ingenieros de competición no era el alcance máximo, sino la potencia de salida más alta posible en el camino hacia la cima de Pikes Peak.

La clave en esta carrera es la recuperación de energía: al frenar, los motores eléctricos, que en este caso funcionan como generadores, convierten parte de la energía de frenado en electricidad y la introducen en la batería.

Romain Dumas, ganador de Le Mans y del Pikes Peak,

El piloto Romain Dumas estará al volante del Volkswagen ID R Pikes Peak para intentar romper el récord existente. El francés, de 39 años, ama este tipo de desafíos: además de tres victorias en Pikes Peak, también ha ganado las 24 Horas de Le Mans dos veces.

Por cierto, Dumas, que nombra a la leyenda del automovilismo Jacky Ickx como su ídolo, nació en Alès.

El gran día, el 24 de junio

Empieza a 2.862 metros sobre el nivel del mar, para en las 156 curvas de un recorrido de casi 20 kilómetros, escalar 1.440 metros verticales, sobre una superficie cien por cien de asfalto, y en un solo intento.

Tecnología y conductor deben estar en plena forma, ya que se trata de intentar establecer un nuevo récord para los coches eléctricos, en una prueba en la que también juegan las condiciones externas, ya que en esas fechas pueden registrarse temperaturas por debajo del punto de congelación.

“Al igual que con los vehículos de producción de la marca Volkswagen, los autos de carreras completamente eléctricos también desempeñarán un papel cada vez más importante para nosotros en el futuro. La cooperación dentro del grupo realmente nos ayudó, particularmente dado el apretado calendario. Por ejemplo, recibimos apoyo de la planta de baterías Volkswagen en Braunschweig y trabajamos junto con el departamento de desarrollo técnico en Wolfsburg”

Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport

Share.

About Author

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies